Ojo, el Caracol Gigante amenaza

Solapas principales

Compartir en las redes sociales
Por: 
Grupo Web

Una especie que tras su llegada acrecentado los esfuerzos de la Defensa Civil Nacional, de científicos y especialistas del Minag, hoy es noticia en doquier. Precisamente el equipo web, conversó con el Especialista e Investigador en Malacología y Entomología del Instituto de Investigaciones de Sanidad Vegetal; Michel Matamoros Torres, conozca detalles sobre los rasgos básicos y los modos de actuar de este molusco, aquí en nuestro sitio web.
Mucho se comenta sobre su llegada a nuestro país, los especialistas afirman que fue detectado en Cuba por primera vez en junio de 2014, y fue en el reparto Poey, del municipio habanero de Arroyo Naranjo.
Nos comenta el Especialista e Investigador Michel Matamoros Torres que Su carácter invasor se debe a que es capaz de colocar hasta 500 huevos, la mayoría de estos nacen y en nuestro país no existen especies que puedan controlar su población. Ante condiciones adversas de temperaturas, humedad o escases de alimentos pueden enterrarse, sellar su concha y sobrevivir. Por otro lado agrega que sus conchas al ser bonitas son transportadas por las personas de un lugar a otro para diferentes usos. En su conversación Miche señala que para alimentarse estos animales consumen material en descomposición, papel, vegetales e incluso otras especies de moluscos. Destaca que esto afecta a la agricultura y al medio ambiente. En Cuba se ha detectado que utiliza como alimento 32 especies vegetales y de ellas 17 son cultivos que son utilizados por la población como: ají, berenjena, melón, calabaza y col, sin que exista afectaciones económicas de importancia.
Es importante destacar que en Cuba existen un gran número de especies de moluscos endémicos que pudieran verse afectados por la capacidad invasora y resistencia del CGA, pues compiten con éste por el alimento y el espacio lo que propicia, a largo plazo, su desaparición.
Explicó el eminente especialista e investigador que Angiostrongylus cantonensis, es un gusano muy pequeño que es parásito de las ratas, estas son infectadas mediante el consumo de caracoles que posean estos gusanitos. El humano llega a ser infectado, si por descuido toca a un molusco portador de los gusanos y luego se lleva las manos a la boca, de esta manera los gusanitos llegarán al cerebro e inflamarán la membrana que recubre este órgano, produciéndose así la meningoencefalitis eosinofílica. En Cuba existe afectación a humanos desde hace 40 años y aunque otras especies de moluscos pueden portar este gusano, el CGA es el vector principal.
Más adelante Michel afirmó que a raíz de su llegada inmediatamente se crea un grupo multidisciplinario para procesos de reducción de riesgos y creación de planes de control y enfrentamiento es entonces que se concibe la Resolución 5 de 2018 y se creó un grupo de trabajo temporal que integran además el Ministerio de Salud Pública, el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente y el Ministerio de Educación, así como el Instituto de Investigaciones de Sanidad Vegetal del Ministerio de la Agricultura.
En su exposición el Especialista e investigador nos insistió en que se expusiera claramente que si usted sospecha de la presencia de esta especie en su localidad, debe notificarlo según corresponda, dijo además que si fuese en Áreas agrícolas: al fitosanitario de la Estación de Territorial de Protección de Plantas (ETPP) o la delegación municipal de agricultura, y si fuese en Áreas urbanas: al policlínico o consultorio médico. Dijo además que una vez confirmado el hallazgo debe realizarse un autofocal siguiendo los pasos siguientes:
1. Cubra las manos con guantes o bolsa de nailon.
2. Colecte los caracoles y sus huevos
3. Luego puede utilizar algunos de los siguientes métodos de eliminación:
a. Destruir sus conchas y huevos con un objeto contundente y enterrarlos en el suelo a 30 cm de profundidad o colocarlos en una bolsa de nailon y arrojarlos a la basura.
b. Quemar de manera segura o
c. Sumergir en una solución de sal o cal al 3% (3 cdas./lt de agua) por 24 horas y luego enterrarlos.
d. Lávese las manos una vez concluida la labor.
Finalmente destacó que para el control de este invasor es necesaria la participación de todas las entidades y organismos y de la población en general.
Existen riesgos en sanidad vegetal, pero también en la salud humana, estamos llamados a mantenernos alerta, sin dudas el Caracol Gigante amenaza.

Publicado: 
Martes, August 13, 2019 - 08:30

Nuevo comentario

Image CAPTCHA
Escriba los caracteres que ve en la imagen.